Las armas del débil

En la historia reciente del Wigan no podemos hablar de grandes plantillas, pero paradójicamente, esta temporada tiene los hombres más capacitados de la etapa Roberto Martínez. Siendo sincero, la elección de los tres jugadores más importantes ha sido bastante sencilla, los jugadores del ataque latic se merecen mención aparte, los metros finales del Wigan sacan rentabilidad a un equipo al que se le escapan los partidos por una defensa que roza lo indigno.

Soccer - FA Cup - Semi Final - Millwall v Wigan Athletic - Wembley Stadium

El contexto exige lo mejor de todos los hombre del conjunto dirigido por el técnico español si desean tener alguna oportunidad; los Koné, Maloney y McManaman necesitan de una defensa férrea y de un centro del campo que sea capaz de estabilizar el ataque latic en posiciones muy adelantadas haciendo que Koné no tenga que desubicarse de los metros finales para recibir.
La temporada ha estado llena de altibajos, el heroico año en la FA Cup contrasta con una Premier en la que se han dejado los deberes para las últimas fechas. Las dudas en la portería, la plaga de lesiones en los puestos peor cubiertos y un centro del campo que no ha sabido dar ese plus recuperador que tanto necesitan los zagueros han sido las mayores complicaciones en un año que aún así puede escribir las páginas más doradas de la historia del club.

Pese a las soberbias actuaciones de Jordi Gómez reconvertido con mayor responsabilidad creativa desde la base y de Beausejour haciendo de la banda izquierda la banda por donde más y mejor profundiza el Wigan, los tres jugadores más determinantes del conjunto de Bob Martínez son un delantero cuya labor va más allá del gol, la pausa donde todo se acelera y una de las irrupciones del 2013 en el fútbol inglés.

Arouna Koné: la inteligencia dentro y fuera del área

Para comprender la magnitud del impacto del delantero marfileño hay que dar un dato: está a un gol de igualar el mejor registro goleador de un jugador del Wigan en Premier League (a falta de dos partidos ha anotado 11 tantos, el récord lo posee Henri Cámara con 12 en 2008-2009).  

La esperanza latic

La esperanza latic

Anotar más de una decena de goles con un equipo que siempre te pide un esfuerzo extra para dar continuidad al juego se convierte en una proeza al alcance de muy pocos. Koné ante todo es un gran jugador, pocos saben sacar provecho de recepciones de espaldas a portería de la misma forma que el ex del Levante. La labor del ‘2’ se hace incomiable para su equipo, además del poderío físico en zonas de remate, su capacidad para medir sus apoyos a la medular y descargar el juego hacia las bandas facilita las lentas y pesadas transiciones de un equipo que se muestra reacio a correr.
Koné se ha mostrado como el socio complementario para Maloney, ha asumido su rol de brega constante. Capaz de colgarse los centrales rivales a la espalda, los espacios que genera en la frontal están diseñados para las conducciones diagonales del escocés. Por si fuera poco, la capacidad para chocar con los defensas dentro del área rival le permiten crearse siempre el espacio necesario para el remate. Si a su inteligencia en el apoyo y a su capacidad para encontrar posiciones de remate hay que sumar una visión de juego diferencial en la zona baja de Premier, capaz de encontrar las acometidas de Maloney y Jordi Gómez le han permitido acaparar 7 asistencias de gol. 
Arouna Koné en la 12/13: 13 goles (2 en FA Cup) y 7 asistencias (2 en FA Cup)

Shaun Maloney: el director de la orquesta latic

Es evidente, el Wigan es un equipo muy limitado al que no siempre se le ve un plan definido pero cuando la exigencia es máxima nunca defraudan. Dentro de los jugadores que siempre responden hay que destacar a Shaun Maloney. Jugador de gran capacidad técnica que con el paso de los partidos ha sabido ganar en intensidad e implicación, una lección aprendida a base de verse reflejado en las zonas indeseadas de la clasificación.
Shaun Maloney es el director, él sin tener influencia directa en los primeros pases de las jugadas es capaz de decidir a que ritmo desea que el resto de compañeros actúe. Él es la pausa en los metros finales, la visión cuando las camisolas rivales abruman, el encargado de asentar el ataque gracias a sus conducciones diagonales.

El jugador debe reinventarse en Wembley

El jugador debe reinventarse en Wembley

El escocés representa la opción más sencilla y veloz de transición para un equipo que no explota los mecanismos de los que dispone para salir rápido. El trabajo realizado por Koné para atraer la atención de los centrales y de Beausejour para profundizar y encargarse de toda la banda liberan a Maloney para acampar libremente con mucha tendencia interior. Este director de la orquesta latic es el mayor culpable, junto a Koné, de la habilidad del Wigan para retener la posesión en tres cuartos de campo. Si el City decide dar espacios a espaldas de los laterales allí aparecerá Maloney para recibir desde fuera y con su diagonales descolocar cualquier basculación defensiva rival.

Callum McManaman: la madurez en la tormenta

La plantilla del Wigan dejaba ciertas dudas en determinadas posiciones, una de esas dudas tenía como foca de atención la banda derecha, con Boyce y Maloney el Wigan pierde capacidad de correr hacia atrás y a su mayor activo entre líneas en el carril interior por su mayor implicación en el repliegue. Esa deficiencia necesitaba de una solución inesperada, esta cura llegó encarnada en el tercer protagonista de este texto: Callum McManaman.

La FA Cup ha sido la alegría para una afición tan escasa como fiel pese a los malos momentos. Este torneo no sólo ha dado lo mejor del año del Wigan sino que nos ha mostrado lo mejor de Callum McManaman hasta el momento (su semifinal vs Milwall fue perfecta). Este joven de 22 años recién cumplidos representa la capacidad de sacrificio para replegar como un carrilero más y dar ese plus físico y agresivo a un centro del campo demasiado pasivo en la recuperación. Además representa un gran activo en la capacidad llegadora del equipo y, si el escenario así lo exige, tiene desborde como para ampliar el campo.

La garra y el acierto de Callum en FA ha sido determinante

La garra y el acierto de Callum en FA ha sido determinante

McManaman ha sido el jugador que más ha evolucionado en los últimos meses de temporada, un elemento vital para mejorar la versatilidad de estilos que puede practicar su equipo y la adaptación a los diferentes terrenos que afrontar. Hasta el momento es bastante excitante el proyecto de jugador que tenemos en frente pero evidentemente lo mejor está por llegar, veremos en que conjunto.

El fútbol es un deporte de equipo, que duda cabe, y más cuando el equipo rival puede desestabilizarte con cualquier individualidad, pero el Wigan tiene argumentos para buscar una machada histórica, en especial los tres anteriormente mencionados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s